Impacto de la diabetes en la salud bucal

La diabetes y los problemas de salud bucal

La enfermedad más severa en las encías se llama periodontitis. En esta etapa, las encías comienzan a separarse de los dientes. Se forman bolsas entre los dientes y las encías. Estas se llenan de gérmenes y pus, y se vuelven más profundas. Cuando esto sucede, es posible que necesites cirugía en las encías para salvarte los dientes. Si no se hace nada, la infección destruye el hueso alrededor de los dientes. Es posible que se te comiencen a mover o soltar los dientes. Tal vez se te caigan los dientes o sea necesario extraerlos.

¿Existe una relación entre la diabetes y las enfermedades en las encías?

Muchos de las personas que tienen diabetes se sorprenderán de saber que las enfermedades en las encías son una de las complicaciones atribuidas a la diabetes. Los estudios demuestran que las personas con diabetes tienen mayor incidencia de enfermedades en las encías y estas se suman a la lista de otras complicaciones relacionadas con la diabetes, tales como enfermedades cardíacas, derrames y problemas renales.

Si tengo diabetes, ¿tengo mayor riesgo de problemas dentales?

Si tu nivel de glucosa en la sangre no está bien controlado, tendrás mayor probabilidad de tener una enfermedad avanzada en las encías y perder más dientes que las personas sin diabetes. Como con todas las infecciones, una enfermedad avanzada en las encías puede ser un factor que causa el aumento de la glucosa y dificulta el control de la diabetes.

Otros problemas bucales relacionados con la diabetes incluyen candidiasis, una infección causada por un hongo que crece en la boca, y sequedad de la boca, que puede causar dolor, úlceras, infecciones y caries.

¿Cómo puedo prevenir problemas dentales relacionados con la diabetes?

En primer lugar, contrólate el nivel de glucosa en la sangre. Luego, cuídate bien los dientes y encías, y hazte chequeos cada seis meses. Para controlar la candidiasis, una infección con hongos, contrólate bien la diabetes, evita fumar y, si usas dentaduras, sácalas y límpialas a diario. El buen control de la glucosa también puede ayudarte a evitar o aliviar la resequedad en la boca causada por la diabetes.

¿Qué puedo esperar en mi chequeo? ¿Debo decirle al dentista que tengo diabetes?

Las personas con diabetes tienen necesidades especiales y tu dentista e higienista están equipados para satisfacer esas necesidades, con su ayuda. Mantén informado a tu dentista e higienista de cualquier cambio en tu estado de salud y si estás tomando algún medicamento. Pospón cualquier procedimiento dental que no sea de emergencia si no tienes bien controlada la glucosa.

fuente: American Diabetes Association

No hay comentarios

Agregar comentario